《ENTRE COLUMNISTAS》#7

 178 Total vistas,  1 Vistas hoy

Periodistas del Sur y Norte de Quintana Roo escribimos para usted.

* “SOBRECARGA PARTICIPATIVA EN MORENA” (Por Javier Chávez Ataxca)
* “UN RETO NADA ‘ALEGRE’…” (Por Julian Santiesteban)
* “¡BAAAAJAAAN! LUIS ALEGRE ES ACUSADO POR VIOLENCIA DOMÉSTICA Y MINA O NULIFICA SUS ASPIRACIONES POR LA GUBERNATURA ESTATAL” (Por Ángel Ramírez Hernández)
* “¿CUÁNTAS DERROTAS MÁS AGUANTA MARYBEL?” (Por Jorge Castro Noriega)
* “EL PARTIDO VERDE ESTÁ PENSANDO EN CAMBIAR A MARA” (Por Jonathann Estrada)
* “Morena y el ejemplo de Tulum” (Por Anwar Moguel)



“Sobrecarga participativa en Morena”

Por Javier Chávez Ataxca

Como en los tiempos del PRI, cuando casi todos los políticos del estado retozaban en sus jardines y el “carro completo” era rutinario, ahora en Morena hay una saturación excesiva de aspirantes a todo lo que se mueva en esta elección de once alcaldes y cuatro diputados federales de mayoría relativa. Los contemplan corroídos por la envidia sus desinflados adversarios: PAN y PRD con su grotesco amasiato con el PRI, al borde de la extinción por el veneno de sus propios errores, ya que Carlos Joaquín González pudo ser su gobernador y fue combatido con saña por Roberto Borge, último mandatario del Tricolor.
Morena se concedió el lujo de soportar retortijones por su explosivo y amañado proceso de selección de candidatos a alcaldías, una bofetada respondida con la amenaza del voto cruzado porque la deficiente operación cicatriz no dejará a todos contentos por el enchilado enjambre de morenos, expriistas, expanistas y otros de nebuloso origen. No imagino a los profesores chetumaleños Laurentino Estrella y Florentino Balam aceptando el “usted disculpe” para apoyar entusiastas a Luis Gamero Barranco, el candidato a la alcaldía capitalina.
El otro frente de Morena palpita en su inminente “destape” de los cuatro candidatos a diputados federales, muy concurrido aquí en la capital por el número y calidad de los pretendientes: Manuel Aguilar Ortega, Roberto Erales Jiménez (PT), Alejandro Alamilla Villanueva y el intruso chiapaneco Alfredo Kanter Culebro, quienes tienen en la mira la curul que ocupa la chetumaleña Patricia Palma Olvera, quien hizo todo lo posible para meter a su hija a la competencia por la alcaldía capitalina para no irse con las manos vacías.

 

“UN RETO NADA ‘ALEGRE’…”

Por Julian Santiesteban

Ninguna agresión a mujeres es tolerable ni justificada. En México, cada día asesinan a diez de ellas y hay más de 50 violaciones. Precisamente por eso, es fundamental ir mucho más allá de la inmediatez del escándalo, para destacar el desinterés, la incapacidad, tolerancia o complicidad de las instancias impartidoras de justicia para modificar la realidad de todas las que diariamente son violentadas. ¿Un diputado federal agredió a la esposa? De acuerdo, ¿Qué va a hacer la Fiscalía Especializada respectiva? ¿Cuál va a ser la determinación del juez? ¿Las influencias al interior del Poder Judicial del Estado pesarán para la sentencia? O, además de violentada ¿será la mujer doblemente victimizada al no tener acceso a la justicia que demanda?
Apenas el viernes pasado, la Cámara de Diputados federal aprobó reformas al artículo 343 bis del Código Penal nacional en favor de las mujeres –ironías de la vida- para que la violencia intrafamiliar se persiga de oficio y, además, se determinó que en cada municipio debe haber refugios para víctimas de violencia (desgraciadamente no se contemplaron los casos de violencia psicológica); pero el caso es el mismo, es decir, la conducta es sin duda reprobable, pero ¿cuál es el rol que desempeñan las autoridades encargadas de sancionar? Apenas hace unas semanas, además de no despenalizar el aborto, el Congreso de Quintana Roo ignoró otras peticiones hechas por la Red Feminista de Quintana Roo, como la creación de un padrón de agresores de mujeres, lo cual visibilizaría a los individuos y haría más efectiva la protección a las mujeres. Ahora, habrá que ver cuándo se publica en el Diario Oficial de la Federación la aprobación de los legisladores federales y cuándo comienza la aplicación real.
¿Y el Poder Judicial? Efectivamente, también falta vigilar la actuación de los jueces, pues son estos el “eslabón más débil” de la cadena de justicia, o constituyen la etapa más corrupta del proceso para sancionar las ilegalidades cometidas… ¿Y no en el Consejo de la Judicatura es el órgano encargado de revisar esos procederes y no es ahí donde están las influencias del caso específico aducido? Bueno, pues ahora a estar atentos a los avances específicos y la actuación del juez o la jueza a la que llegue el expediente (si llega), para revisar la actuación de la justicia. Repite el escribiente, antes del escándalo “facilón”, o la “comidilla política”, revisar el aparato de justicia, para ver que haya parejura, o seguiremos con la “justicia y gracia” para los amigos y la “ley a secas” para los enemigos… así nomás.

 

“¡BAAAAJAAAN!, LUIS ALEGRE ES ACUSADO POR VIOLENCIA DOMÉSTICA Y MINA O NULIFICA SUS ASPIRACIONES POR LA GUBERNATURA ESTATAL”.

Por Ángel Ramírez Hernández.

Muchas veces en este espacio, mencionamos que no necesariamente las aspiraciones adelantadas a la gubernatura del estado, garantizan estar en la boleta electoral para el 2022. El costo de develar aspiraciones políticas tempranas, tarde o temprano pasa factura a los adelantados, gobernar un municipio, representar su localidad o estado, en la cámara de diputados o senadores, o formar parte de cualquier otra posición en la función pública, desgasta. Y lo hemos visto a lo largo de estos últimos dos años, figuras como Luis Alegre Salazar, Maribel Villegas Canché o Mara Hermelinda Lezama, van de más a menos, adelantar sus aspiraciones para gobernarnos, no les favorece del todo, mucho menos asignándose la cercanía con AMLO, los hace favoritos y a la vez, los corroe y debilita.
Hoy vemos como un conflicto familiar de violencia doméstica, retumbó y magnificó el escenario político; a Luis Alegre, degradado a representante del gobierno de la 4T para el Tren Maya ante los empresarios de Cancún, arrebatándole la oportunidad de reelegirse como diputado federal, le explotó la bomba casera. El ex diputado, empresario turístico y radiofónico, fue acusado la noche del pasado viernes por su esposa Heidi, de golpearla y poner en riesgo a sus hijos, por lo que descártelo desde ahora de la carrera a la gubernatura, so pena de convertirse en el “Torito” de Cancún. El tema de violencia contra la mujer, es un tema duro, de agenda nacional que necesariamente afecta aspiraciones políticas, vea el ejemplo de Félix Salgado Macedonio en Guerrero, por su amigo no le tumbaron la candidatura en morena, ¿Le alcanzaría la amistad a Luis?
Mara Lezama también va en decadencia, las alianzas y compromisos que hizo para asignarse la relección en el municipio de Benito Juárez, difícilmente las cumplirá del todo y ello la bajara sin duda de la contienda, además del desgaste de gobernar previo a ello. A Maribel Villegas, le pasara lo mismo, desde ahora va en declive, la candidata o el candidato para suceder al actual mandatario, no será ninguno de los tres, vendrá de afuera, del grupo Tabasco, desde ahora se visualiza; pero veremos que sucede después del 6 de junio.

 

“¿CUÁNTAS DERROTAS MÁS AGUANTA MARYBEL?”

Por Jorge Castro Noriega

Una tras otra, las va perdiendo todas la senadora Marybel Villegas Canché. Paso a paso, punto por punto, ha dilapidado oportunidades, credibilidad, influencia y capital político, en una vertiginosa espiral en caída libre de la que difícilmente podrá remontar el vuelo. Por lo menos en este año.
A su tercera derrota por la Presidencia Municipal de Cancún (antes la buscó -y ambas las perdió- por el PRD y luego por el PAN), cuya candidatura le ganó ahora Mara Lezama en el proceso interno de Morena, la legisladora vio esfumársele los dos últimos recursos con los que se mantenía colgada -de hilos- en los escenarios políticos en los que ha quedado reducida casi al punto de la extinción.
Primero, esta semana, la Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le asestó el primer palo jurídico al declarar inexistente el delito de Violencia Política de Género en la denuncia que interpuso contra su colega senador y correligionario morenista José Luis Pech Várguez, la cual ya había sido rechazada por el Tribunal Electoral de Quintana Roo. Pero como Marybel es medio testaruda, creyó que en el TEPJF conseguiría lo que el Teqroo le negó y con todo que quiso “charolear” a los magistrados usando el nombre de Ricardo Monreal como ariete, la sentencia le fue adversa.
Y ayer sábado, el segundo descontón. La misma Sala Regional Xalapa determinó improcedente el juicio para la “protección de sus derechos político-electorales”, que Villegas Canché presentó contra el proceso interno de Morena que favoreció a Mara Lezama y la eliminó de la contienda por la Alcaldía cancunense. Un irascible pato tirándole a la escopeta, la senadora morenista intentó “reventar” en tribunales la decisión de su partido, que en varias ocasiones prometió respetar, pero las cosas tampoco le salieron como esperaba y con la ley en la mano la atajaron.
Marybel ha perdido las dos últimas oportunidades que le quedaban para mantenerse por lo menos vigente en el escándalo mediático que tan bien se le da y que tanto necesitaba para justificar su debacle ante sus promotores y sus seguidores. Aunque conociéndola, es seguro que en lo que emigra de Morena -donde ya no la quieren- a otro partido, algún otro conejo se sacará de la chistera para mantener la mágica ilusión, que es lo único que queda, de su proyecto.

 

“EL PARTIDO VERDE ESTÁ PENSANDO EN CAMBIAR A MARA”

Por Jonathann Estrada

Si algo hay que admirarle al “Niño verde” es su audacia en política. Tiene capacidad para negociar y tiene, también, buenos amigos. En todos los ámbitos. Principalmente en los núcleos del poder.
Su “encaprichamiento” de que Mara Lezama fuera la candidata en Cancún fue casi una afrenta. Y aunque sigue medio obsesionado con el tema, no está dispuesto a perder una elección y negocios preponderantes en un municipio que ‘”conquistó” en el 2002 y que le costó trabajo sostener muy por encima de los caprichos de “Chacho” García Zalvidea, quien lo traicionó para sumarse a las filas del PRD en el 2004.
Maria Hermelinda Lezama Espinosa, la alcaldesa de Cancún, conocida como Mara Lezama, está al borde de la derrota electoral. Lo dicen las encuestas reales. Lo dicen los taxistas. Lo dicen los empleados de hotelería. Lo dicen las amas de casa y trabajadores de todos los sectores y organizaciones de Cancún. Sus indices de popularidad son casi nulos. Sí, es muuuuuy conocida. Sumamente conocida. Pero conocida como la presidenta municipal que nadie quiere. Que todos ruegan que no gane. Que todos anhelan que termine su discriminante gestión. Y eso lo sabe Jorge Emilio González Martínez. Y aunque ya cumplió su capricho de hacerla candidata, no fue tonto, puso de suplente a Ana Paty Peralta. Su fiel miembro del Partido Verde. La que seguramente, antes del 6 de junio 2021, será la candidata titular. Porque es un hecho que Mara Lezama será relevada de la candidatura.
No ha perdido nada. Tiene su “Casa Blanca”, tiene sus autos blindados y sus negocios que no reconoce tener. Ella ya ganó. No hay que hacer escarnio porque ella no es una perdedora. Ella ya ganó.

 

“Morena y el ejemplo de Tulum”

Por Anwar Moguel

Con la etiqueta de favorito natural pegada de antemano, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que hacer válidos los pronósticos en las urnas el próximo 6 de junio en los principales municipios quintanarroenses, cosa que dada la popularidad de Morena pareciera un simple trámite, pero que las mismas tribus guindas se han encargado de complicar al grado de que muchos de sus rivales se han envalentonado.
En Chetumal, Playa del Carmen y Cancún, el canibalismo irreflexivo de Morena está mostrando las vulnerabilidades de unos candidatos que no las tienen todas consigo, pero por si fuera poco, obnubilados por la soberbia o el rencor están renuentes a tender puentes de reconciliación y negociación para limar, dentro de lo posible, las asperezas, y enfrentar la elección en unidad.
El ejemplo del deber ser se dio en Tulum, donde Marciano Dzul, virtual candidato de Morena a la alcaldía de ese próspero municipio mostró su conocido talento de operador político que le permitió fumar la pipa de la paz con los ex aspirantes Jorge Portilla Manica y Fili Tah Balam, que ahora forman parte del trabuco guinda.
En Tulum, los líderes guindas entendieron que divididos, son presa fácil, pero unidos tienen de sobra la capacidad de aguarle la fiesta de la reelección a Víctor Mas Tah. ¿Será tan difícil que en los demás municipios sigan el ejemplo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *