(VIDEO) Mohenjo-Daro: ¿Explosiones nucleares en la antigüedad?

 271 Total vistas,  2 Vistas hoy

Considerado uno de los lugares arqueológicos más enigmáticos. La comunidad científica aún se pregunta por qué Mohenjo-Daro fue abandonada de un momento a otro y a qué se debe la cantidad de cuerpos esparcidos alrededor de la ciudad con altos niveles de radioactividad.

Muchas teorías alternativas sugieren que Mohenjo-Daro pudo ser escenario de una guerra atómica hace miles de años.

Mahenjo-Daro y una guerra atómica

Un equipo científico mostró evidencias encontradas en unas ruinas de la India de una enorme explosión.

Algunos mitos ancestrales describen situaciones que, analizándolas con una perspectiva actual, podrían tratarse de posibles conflictos atómicos. Textos milenarios guardan registros con descripciones precisas de explosiones nucleares.

El Mahabharata, por ejemplo, relata pasajes concretos sobre la destrucción masiva, los efectos y las secuelas de una guerra nuclear. Donde las explosiones eran tan brillantes como el Sol, o cuerpos calcinados al punto de ser irreconocibles.

Según estas leyendas, los sobrevivientes de la catástrofe perdieron el cabello y las uñas. Los suministros de comida también se contaminaron, dando a entender que son los efectos de la contaminación por radiación como consecuencia de una explosión atómica.

Algunos científicos, desprestigiados por la comunidad científica, entienden que, es posible, que algunas civilizaciones antiguas tuvieran tecnología avanzada. Incluso más que la actual.

En el estado de Rajasthan, al noreste de la India, se encontró una capa de ceniza altamente radioactiva. Una prueba suficiente para justificar la investigación.

Más tarde, se desenterraron las antiguas ruinas de Harappa, en el norte de Pakistán, y las de Mohenjo-Daro, al oeste. Ambas ciudades muestran evidencias de que sufrieron explosiones nucleares hace miles de años.

Cuando las excavaciones en Mohenjo-Daro alcanzaron el nivel de las antiguas calles de la época, se encontraron 44 esqueletos esparcidos por toda la ciudad. Esto sugiere que estos individuos sufrieron una muerte violenta y repentina. De la misma forma, ciertas áreas del lugar también mostraron un claro incremento en los niveles de radioactividad.

Evidencias antiguas

El investigador indio, David Davenport, encontró evidencia de lo que pareciera ser el epicentro de una enorme explosión. Esta abarcó unos 45,72 metros, y todos los objetos dentro de ese rango estaban fundidos y cristalizados. Esto significa que el calor osciló entre los 1.500 grados Fahrenheit.

En el libro «Enigmas de la Historia Antigua», de A. Gorbovsky, se explica que el último esqueleto encontrado en el antiguo asentamiento de Mohenjo-Daro, tenía un nivel de radiación 50 veces superior al que debía registrar.

También se encontró «piedras negras», que fueron vasijas que se derritieron hasta formar un amasijo pétreo.

Por otro lado, Davenport también explicó que lo que se encontró en Mohenjo-Daro, era idéntico a los efectos producidos en el atentado de Hiroshima y Nagasaki.

Sin embargo, otros expertos refutaron dichos hallazgos, mostrando que los cuerpos encontrados eran en realidad un sepulcro masivo.

Otros estudiosos señalan que las sencillas estructuras de ladrillos debieron destruirse por el impacto nuclear. Sin embargo, algunas continúan de pie.

Existen muchas cosas que desconocemos de la historia humana, especialmente las que ocurrieron en un pasado tan remoto que pocas evidencias han llegado a nuestros días. Sin embargo, la cultura hindú es de las pocas que ha mantenido sus registros casi intactos, dando descripciones exactas ¿Por qué la comunidad científica no las acepta?

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.