(VIDEO) Faros extraterrestres: ¿Existe tecnología de otro mundo en la Tierra?

 285 Total vistas,  1 Vistas hoy

Una investigación reciente reveló que en la Tierra pueden existir «faros extraterrestres», usados para vigilar a la especie humana.

Los faros son objetos usados para guiar. En la Tierra los conocemos especialmente en los mares, para guiar a los marineros. Pero con avance tecnológico, estos objetos evolucionaron para ayudar, incluso, a los aviones en tiempos difíciles. Por eso, no es de extrañar que una civilización avanzada haya usado métodos similares en los diferentes sistemas solares… ¿Es posible que existan faros extraterrestres en la Tierra?

«Faros extraterrestres» en la Tierra

Si alguna vez dominamos los viajes espaciales, se tendrán que usar objetos similares en sistemas en sistemas amigos. Donde otras colonias humanas indiquen a los viajeros que pueden ir ahí por refugio.

Estos faros serían muchos más potentes y avanzados, capaces de enviar señales a kilómetros., pero lo suficientemente tenues para pasar desapercibidos en el planeta que los hospeda.

Siguiendo esta teoría, es posible que existan varios faros extraterrestres en nuestro planeta y no lo sepamos.

Esta hipótesis es conocida como «Los 3 faros» y habla sobre los «Antiguos Ancestros», una civilización de las Naciones Estelares. Este conjunto de sociedades tecnológicamente avanzadas domina el viaje intergaláctico y habrían empezado una avanzada por el Sistema Solar.

Para guiarse, colocaron 3 potentes faros. La naturaleza de estos objetos se vincula con la de los 3 monolitos descritos por Arthur C. Clarke en 2001 en una Odisea en el Espacio.

Muchos aseguran que Clarke sabía sobre esta información secreta del gobierno estadounidense ya que tenía contactos en la CIA.

La hipótesis continúa en 1969, cuando los astronautas obtienen evidencia de estos faros extraterrestres. Pocos años después, detectaron los 2 faros restantes gracias a una gigantesca operación secreta que tenía como objetivos traerlos a la Tierra y manipular su energía.

Ubicaciones prohibidas

Cada faro se ubicó en una localización remota de difícil acceso; uno en Nunavut, Canadá. El otro en Groenlandia y el último entre Canadá y Alaska.

Cada faro tendría tecnología capaz de generar potentes campos electromagnéticos que podían afectar al terrestre. Sin embargo, su potencia está orientada hacia el espacio exterior, así, la operación consiguió usar dicha energía con fines de disrupción y experimentación, creando grandes problemas.

Lo que llevó a que otros gobiernos e instituciones se dieran cuenta de su existencia.

Así, en el año 2007, otro organismo se alió con las Naciones Estelares, provocando un ataque que permitió que los faros extraterrestres volvieran al espacio. Terminando su influencia en la Tierra.

Este es una de las teorías más interesantes que existen, y si bien no hay muchas fuentes al respecto, hay algo muy sospechoso. Las 3 zonas mencionadas como los lugares donde se resguardaron los faros no aparecen en Google Earth, quien las bloquea con un rectángulo negro.

Esta ausencia no es nada natural y puede indicar que algo sucede o sucedió en esas zonas. Es posible, incluso, que se esté llevando una especie de guerra o que sea el lugar donde se guarda evidencia de tecnología extraterrestre.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.