(VIDEO) El ASESINO SERIAL mexicano que fue ovacionado de pie por políticos y perdonado por el presidente

 131 Total vistas,  6 Vistas hoy

El indignante caso del asesino serial Gregorio ‘goyo’ Cárdenas que fue perdonado por el presidente de México, Luis Echeverría, y considerado ‘inspiración de los mexicanos’.

México.- A través de los años, México ha sido por desgracia el hogar de varios asesinos seriales, quienes en su momento lograron tener toda atención de los medios de comunicación por las crueldades que cometieron en contra de mucha gente inocente.

En esta ocasión Debate trae para ti el caso del asesino en serie del Siglo XX que impactó y consternó a la ciudadanía mexicana, se trata de Gregorio Cárdenas, a quien se le conocía también por ‘Goyo Cárdenas’.

A este hombre frívolo que no se tocó el corazón al haber matado a mujeres menores de edad en 1942, se le apodó como ‘El Estrangulador de Tacuba’.

Se trataba del asesinato de 4 féminas, una compañera de la licenciatura de ciencias químicas y tres damas de compañía, con quienes el Goyo Cárdenas tuvo relaciones sexuales y después las ahorcó, para esconder sus cuerpos bajo tierra en su jardín.

Graciela Arias, quien fue la última víctima del asesino en serie también era su novia, y después de haberla matado violó su cuerpo en repetidas ocasiones.

El criminal nació en la Ciudad de México en el año 1915, y Alfonso Quiroz Cuarón, considerado como el padre de la criminología mexicana, decretó que Cárdenas generó su conducta homicida debido a una encefalitis que se originó en su niñez, lo que le produjo una infección en el sistema nervioso central, lo que destruyó tejido no reproducible.

Sin embargo, Goyo Cárdenas a pesar de su condición logró demostrar que su coeficiente intelectual era muy alto, y siempre se mantuvo como un alumno destacado. Por esta razón, cuando el homicida se encontraba estudiando Química en la UNAM, Petróleos Mexicanos (Pemex), le otorgó una beca para que continuara con su formación académica.

Cabe destacar que dos años antes de que cometiera los asesinatos se casó clandestinamente con Sabina González Lara, y fue un hombre muy productivo.

Los asesinatos los confesó después de que su madre lo internara en un hospital psiquiátrico.

Y por si todo eso no fuera poco, durante su estadía en prisión siempre fue una figura muy particular, plantó un árbol dentro de su celda, asistió a clases de psiquiatría, tenía relaciones con varias enfermeras y además tenía una licencia que le permitía salir cuando él quisiera. 

Resulta lamentable que en el año 1976, Luis Echeverría, quien era el presidente de México, le concedió el perdón público a pesar de las barbaridades que cometió contra 4 jóvenes mujeres.

Además, Echeverría lo llevó al Congreso de la Unión, lugar donde fue percibido como un héroe por estar rehabilitado.

El Estrangulador de Tacuba fue reconocido por muchos en San Lázaro como “inspiración para los mexicanos”, sitio donde lo ovacionaron de pie sin que se tomara en cuenta la indignación y negación de cientos de personas.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *