(VIDEO) El alma va a un mundo paralelo: “La respuesta sobre la muerte”

 120 Total vistas,  6 Vistas hoy

Durante muchos años se ha especulado sobre la vida y la muerte. En este último aspecto, existen hipótesis que datan desde hace miles de años, sin embargo, con el pasar de los años y al avance tecnológico, algunas de estas teorías han tomado mucha fuerza… Ahora, es posible que lleguemos a un mundo paralelo al morir.

Robert Paul Lantz, especialista estadounidense del Instituto de Medicina Regenerativa, dio a conocer su posición sobre qué sucede con las personas cuando morían y a donde se dirigía el alma humana cuando partía desde este mundo. Sorprendentemente para todos, sugirió va a una especie de mundo paralelo.

El alma va a un mundo paralelo cuando morimos

La vida humana es un fenómeno mucho más complejo de lo que la mayoría de las personas piensan.

Así lo dio a entender el físico Robert Paul Lanz. El científico está convencido de que el alma, una vez deja el cuerpo humano cuando este muere, se dirige a un mundo paralelo. Este lugar, según explica, no tiene nada que ver con el cielo o el infierno descritos en la biblia.

Para la ciencia, el alma es la unidad propia y específica de cada ser vivo. Dicha unidad es la que permite ejercer operaciones que son, también, específica de seres vivientes.

En el caso del ser humano, el alma «espiritual» no es sólo la expresión de su unidad orgánica, sino también de su trascendencia.

Teletransportación cuántica

Para Lanz, es algo un poco diferente. Explicó que el alma es una especie de acumulación de energía. Una persona, a lo largo de su vida, acumula energía, la cual es liberada cuando el cuerpo físico fallece, comenzando su propio camino.

El científico llamó a este estado «teletransportación cuántica».

Hasta el momento, muchos otros expertos a lo largo y ancho del globo, han hablado en varias ocasiones sobre la existencia de mundos paralelos y otros universos. Existen teorías que han revelado la existencia de macropartículas que pueden estar de forma simultánea en dos estados.

Esto significa que estas macropartículas pueden estar en el mismo período de tiempo, en lugares totalmente diferentes.

La confirmación científica de esta teoría aún no se ha adquirido. Tampoco cuenta con el apoyo de otros colegas o de la comunidad. Algo que no es de extrañar, pues el alma es un tema complejo dentro de la ciencia, por ello, creer o no creer en las palabras del científico es una decisión personal.

(Con información de ufospain.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *