(VIDEO) Así terminará la vida del Sol, según un nuevo estudio

 127 Total vistas,  1 Vistas hoy

En aproximadamente 6 mil millones de años, el Sol llegará al final de su vida. Su suministro de hidrógeno se esfumará, y todo su cuerpo pasará a enfriarse hasta convertirse en un cadáver estelar, o enana blanca. Por eso los científicos están interesados ​​en comprender su trayectoria futura. Un estudio de la Agencia Espacial Europea – ESA da unas pistas.

La proximidad y consecuente brillo de nuestra estrella hace que sea la más fácil de estudiar de su tipo. Para eso necesitamos telescopios e instrumentos especiales adaptados a las observaciones solares.

Sin embargo, «si no entendemos nuestro propio Sol, y hay muchas cosas que no sabemos sobre él, ¿cómo podemos esperar entender todas las otras estrellas que componen nuestra maravillosa galaxia?», dice Orlagh Creevey, astrónomo del Observatorio Côte d’Azur en Francia.

 

El trabajo

Creevey es parte de Gaia, el equipo de la ESA que usa busca cartografiar toda la Vía Láctea. Y tuvieron suerte cuando, mientras construían un diagrama definitivo de nuestro vecindario cósmico, descubrieron qué le sucederá al Sol dentro de miles de millones de años.

Los investigadores indicaron que el Sol alcanzará su temperatura máxima aproximadamente a los 8.000 millones de años. Luego, se enfriará pero seguirá aumentando de tamaño.

Según los datos de Gaia, nuestra estrella se convertirá en una gigante roja espectacular, como Betelgeuse, la décima estrella más brillante del cielo nocturno. Finalmente, comenzará su secuencia final de vida.

La ESA compartió una representación visual de la vida del Sol. Esta sigue una línea que se encuentra en el diagrama de Hertzsprung-Russell, la cual traza la luminosidad intrínseca de una estrella frente a su temperatura superficial efectiva. A medida que avanza el video, la trayectoria del Sol comienza a intensificarse exponencialmente.

Los resultados

El equipo obtuvo esta información arrojando una red ultra ancha a través de todos los datos de Gaia recuperados de la Vía Láctea. Luego identificó estrellas con temperaturas, gravedades superficiales, composiciones químicas, masas y radios, todos similares a los del Sol.

La búsqueda se concentró en temperaturas superficiales entre 3000 kelvin y 10 000 kelvin ya que nuestra gran estrella tiene una temperatura superficial actual de 6000 kelvin. En total, encontraron 5.863 doppelgangers solares ideales, según la ESA.

Pero mientras buscaban a estos candidatos, los autores se aseguraron de que las estrellas elegidas fueran de diferente edad. Esto para poder construir una línea de tiempo detallada. «Queríamos tener una muestra realmente pura de estrellas con medidas de alta precisión», afirmó Creevey.

En el futuro, el trabajo será útil para desarrollar una trayectoria solar clara. Además, servirá para trazar otras preguntas solares, como ¿todos los análogos solares tienen sistemas planetarios similares al nuestro? o ¿todos los análogos solares giran a un ritmo similar a nuestro Sol?.

El Sol algún día morirá, eso lo sabemos bien. Sin embargo, no debería preocuparnos porque no estaremos para verlo. Hasta donde sabemos, nuestro Sol está en la flor de su vida, en su cómoda mediana edad de 4570 millones de años, así que falta mucho para ese fatídico… ¿día?

(Con información de Robotitus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.