Un padre casa a su hija de 16 años para ganar batalla de custodia

 86 Total vistas,  3 Vistas hoy

La Corte Suprema estatal de Idaho falló a favor del hombre

Un recoveco legal en Idaho que permite a los padres de los adolescentes anular los acuerdos de custodia de los hijos al concertar matrimonios infantiles seguirá en vigor, según un fallo de la Corte Suprema del estado emitido ayer.

En una decisión dividida, la Corte Suprema estatal se negó a determinar si es inconstitucional la ley de matrimonio infantil de Idaho, la cual permite a los jóvenes de 16 y 17 años casarse si uno de los padres está de acuerdo con la unión.

En su lugar, los jueces dijeron que una vez que el menor queda emancipado por el matrimonio, el tribunal familiar pierde la jurisdicción sobre los asuntos de custodia. El caso se originó a raíz de una batalla por la custodia entre una mujer de Boise y su exesposo, que planeaba mudarse a Florida y quería llevarse a su hija de 16 años.

El exesposo fue acusado de organizar un matrimonio falso entre su hija y otro adolescente para poner fin a la disputa por la custodia.

Según Unchained At Last, una organización que se opone al matrimonio infantil, en los Estados Unidos, 43 estados autorizan el matrimonio de menores de 18 años. Nevada, Idaho, Arkansas y Kentucky registran los mayores índices de matrimonio infantil per cápita, según la organización.

A pesar de que los menores suelen considerarse legalmente emancipados tras contraer matrimonio, por lo general siguen teniendo derechos legales limitados, por lo que no pueden solicitar el divorcio ni pedir una orden de protección.

Erin Carver y William Hornish se divorciaron en 2012, y solo su hija menor seguía viviendo en el hogar el año pasado, cuando ambas partes comenzaron la disputa por la custodia. Carver dijo que se enteró de que Hornish planeaba un “matrimonio ficticio” para la adolescente con el fin de terminar la batalla por la custodia, por lo que Carver pidió al juez del tribunal familiar que detuviera los planes de matrimonio.

Unos días después, el juez de primera instancia falló a favor de Carver, pero ya la adolescente se había casado. El máximo tribunal estatal escuchó los argumentos en marzo, y el abogado de Carver sostuvo que la ley de matrimonio infantil es inconstitucional porque permite que un padre termine los derechos de otro padre sin el debido proceso.

El abogado de Hornish, Geoffrey Goss, replicó que su cliente había actuado conforme a la ley y al derecho estatal. En el fallo del martes, la mayoría de los jueces de la Corte Suprema estatal afirmaron que, dado que el matrimonio se produjo antes de que se dictara una sentencia inicial, el tribunal familiar perdió la jurisdicción. El tribunal indicó que, una vez que un menor se casa, se emancipa y deja de estar sujeto a los acuerdos de custodia de los hijos.

Los jueces también se negaron a valorar si la ley es legal según la Constitución del estado, y señalaron que ninguna de las partes aportó suficientes argumentos legales al respecto. Sin embargo, el alto tribunal consideró que la ley no era claramente inconstitucional.

(Con información de El Vocero)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *