Un niño fue atacado por una cobra; luego él la mordió hasta matarla

 252 Total vistas,  3 Vistas hoy

Después de enroscar su cuerpo alrededor de la mano del menor, la cobra le mordió, lo que dejó al niño “con un gran dolor”, informaron medios.

Has leído bien el encabezado de esta nota. La historia ocurrió en la India, donde el encuentro entre una cobra y un menor de edad acabó en tragedia para el animal. Una cobra mordió a un niño. Por fortuna, el animal no logró inyectar veneno al menor. En cambio, este respondió de una forma inesperada: mordió en represalia a su agresora hasta matarla.

Deepak, como es identificado el niño, estaba jugando al aire libre cerca de su casa en Pandarpadh, un pueblo del distrito de Jashpur, en el estado de Chhattisgarh, cuando se encontró con una especie desconocida de cobra venenosa.

Después de enroscar su cuerpo alrededor de la mano de Deepak, la cobra le mordió, lo que dejó al menor “con un gran dolor”, informó The New Indian Express.

“Todo ocurrió en un instante”

La reacción del niño fue puro instinto de supervivencia: para quitarse de encima al animal, lo mordió dos veces, dijo Deepak a los medios locales. “Todo ocurrió en un instante”.

Después, la familia del niño lo llevó al hospital donde le pusieron un antídoto contra el veneno. Ahí, los médicos descubrieron que probablemente la mordedura no contenía ningún veneno (a este se le llama “mordedura seca”), a pesar de que las cobras se distinguen por tener toxinas muy fuertes para el ser humano.

Los expertos creen que las serpientes venenosas optan por utilizar las mordeduras secas como mecanismo defensivo para advertir a los animales más grandes que no tienen intención de matar, informa Live Science.

Es más que probable que este fue el caso de la cobra que mordió a Deepak. La producción de veneno es energéticamente costosa para las serpientes, por lo que las mismas suelen utilizarlo en los momentos realmente necesarios.

Cada año se producen en todo el mundo unos 5,4 millones de mordeduras de serpiente, tanto de especies venenosas como no venenosas, según datos de 2020 publicados en la revista Toxins. Aproximadamente 2,7 millones de estas mordeduras son letales, lo que provoca unas 138.000 muertes en el mundo.

Según la organización india Wildlife SOS, la India alberga unas 100 especies de serpientes venenosas o ligeramente venenosas. También destaca por ser el país con el mayor número de muertes por mordedura de serpiente del mundo: se calcula que unas 46.000 personas al año mueren por este factor, según el estudio.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *