Un descubrimiento puede revelar el origen de la vida en la Tierra, y tal vez en Marte

 150 Total vistas,  1 Vistas hoy

Los científicos han descubierto un camino a través del que podría surgir la vida a través de la formación de ARN en vidrio de lava basáltica.

Debido a la complejidad química que requiere el surgimiento de la vida, ha sido y es muy complicado para los científicos, explicar con certeza cómo se originó realmente la vida en la Tierra.

Aportando un enfoque más simple

Ahora, un equipo de investigadores de la Foundation for Applied Molecular Evolution (Fundación para la Evolución Molecular Aplicada) ha anunciado un nuevo hallazgo que podría revelar el origen de la vida en nuestro planeta y, quién sabe, si en Marte. El trabajo, o la serie de trabajos, muestran que el ácido ribonucleico (ARN) puede formarse espontáneamente en el vidrio de lava basáltica. El ARN es una molécula, similar al ADN, que constituye una gran cantidad del material genético de la Tierra, y el vidrio basáltico abundaba en la Tierra hace 4 350 millones de años (nuestro planeta se formó hace 4 543 millones de años cuando los materiales más pesados se hundieron al centro, mientras que los más livianos ascendieron y pasaron a formar posteriormente la corteza terrestre).

“El vidrio basáltico estaba en todas partes en la Tierra en ese momento. Durante varios cientos de millones de años después de que se formó la Luna, los impactos frecuentes junto con abundante vulcanismo en el joven planeta formaron lava basáltica fundida, la fuente del vidrio basáltico. Los impactos también evaporaron agua, dando origen a tierra seca, proporcionando acuíferos donde podría haberse formado el ARN”, dijo Stephen Mojzsis, un científico de la Tierra que participó en uno de los estudios.

Un posible origen de la vida

La investigación encontró que las moléculas de ARN de entre 100 y 200 nucleótidos (los componentes básicos del ARN y el ADN) se podían formar cuando los nucleósidos trifosfatos (precursores de los nucleótidos que se encuentran en el ARN y el ADN) se filtraban a través del vidrio basáltico. Las bases de ARN, cuyas secuencias almacenan información genética, se forman en tales atmósferas. Este trabajo completa un camino que crea ARN a partir de pequeñas moléculas orgánicas que casi seguramente estaban presentes en la Tierra primitiva.

“La belleza de este modelo es su simplicidad. Los estudiantes de secundaria pueden probarlo en la clase de química”, dijo Jan Špaček, quien no participó en este estudio pero desarrolla un instrumento para detectar polímeros genéticos alienígenas en Marte. “Mezcle los ingredientes, espere unos días y detecte el ARN”.

Y no solo esto. Hoy en día también podemos encontrar vidrio basáltico en Marte, lo que indica que podría haberse formado material genético como el ARN en el planeta. Nuestro vecino planeta rojo es relevante para este avance porque los mismos minerales, vidrios y colisiones también estuvieron presentes en el Marte de esa época de la historia del sistema solar.

“Si la vida surgió en la Tierra a través de este camino simple, entonces probablemente también surgió en Marte. Esto hace que sea aún más importante buscar vida en Marte tan pronto como podamos”, expuso Steven Benner, coautor del estudio.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.