Tras 10 meses casados, una joven descubre que su marido era en realidad una mujer estafadora

 143 Total vistas,  1 Vistas hoy

Indonesia.- Una joven de 22 años fue víctima de una estafa luego de estar 10 meses casada con una mujer que se hacía pasar por su marido.

Afirmó que descubrió que su esposo era una mujer disfrazada tras 10 meses de casados en Jambi, Indonesia.

La mujer identificada con sus iniciales “NA”, compartió su insólita historia en redes sociales, donde su caso se volvió viral rápidamente.

La joven relató que conoció a la estafadora por medio de una aplicación de citas en mayo del año 2021.

La farsante se había descrito en la aplicación como un cirujano y un empresario de carbón que se convirtió al Islam en busca de una esposa.

Luego de tres meses, la pareja se casó en una ceremonia religiosa, los recién casados vivieron en la casa de los padres de la mujer y durante ese tiempo comenzaron a sospechar de la timadora, identificada por sus iniciales como “AA”, ya que no pudo respaldar sus afirmaciones de ser cirujano o un empresario.

Los familiares y amigos de la supuesta farsante, respaldaron las afirmaciones de la mujer, según el medio británico Daily Star.

Para evitar más cuestionamientos, la farsante se llevó a su esposa a Lahat, en Sumatra del Sur. Allí la tuvo la mayor parte del tiempo encerrada en su casa durante varios meses y le prohibió interactuar con otras personas, incluso llamara a sus padres.

La timadora también tenía control sobre las finanzas de la víctima. La madre de la joven le dio aviso a las autoridades y la Policía logró localizar a la pareja.

En el interrogatorio, las autoridades descubrieron que “AA” era una mujer, según la víctima, ella y su familia fueron estafados por más de 300 millones de rupias indonesias (más de 400 mil pesos mexicanos).

Ante las preguntas que hicieron usuarios de redes sociales, la mujer indicó que su pareja siempre apagaba las luces y le vendaba los ojos antes de tener relaciones sexuales.

La estafadora le dijo a los policías que utilizaba sus manos para complacer a su pareja, pero la víctima afirmó que también utilizó dispositivos sexuales de penetración en sus relaciones.

Los padres de la víctima denunciaron a la estafadora, quien podría ser imputada por múltiples delitos y enfrentaría hasta una condena de 10 años.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.