Supuesto fantasma del más allá se comunicó con familia en Inglaterra

 224 Total vistas,  3 Vistas hoy

Se trata de una pareja en Dodleston, Inglaterra que experimentó varios sucesos paranormales en el año 1985.

Fue cuando recién adquirieron su casa del siglo XVIII que Ken Webster y su novia, Debbie empezaron a evidenciar sensaciones y apariciones de mensajes poco comunes. Lo primero que sucedió fue la aparición de huellas de pies con seis dedos en la pared y en el techo. Esto en principio lo vieron como la posibilidad de una broma entre ellos, razón por la cual solo borraron las huellas. Pero al día siguiente se percataron que eso no era lo que parecía. 

La presencia de un ente se hizo cada vez más fuerte, al igual que actos anormales entre ellos torres de comida de gato enlatada aparecían en esquinas de la casa, Ken y Debbie sentían ráfagas repentinas de un viento frío, y la creencia de que alguien más los acompañaba en el lugar se hacía más evidente.

El hombre de la casa era docente en un colegio de la zona, por ello adquirió uno de los primeros computadores que aterrizó en el Reino Unido denominado BBC Micro, era un dispositivo novedoso para la época, pero claramente aún no contaba con internet. 

Este fue el canal perfecto de comunicación que marcó un hito en la historia paranormal, dado que por medio de este sin explicación alguna, apareció un texto en forma de poema en la pantalla del computador. 

“Ciertas son las pesadillas de una persona que teme. Seguros están los cuerpos del mundo silencioso. Vuélvete linda flor, vuélvete hacia el sol porque crecerás y sembrarás. Pero la flor llega demasiado alto y se marchita en la luz ardiente. Saquen sus ladrillos. Pussy Cat, Pussy Cat se fue a Londres a buscar fama y fortuna. No se debe perder la fe porque esta será vuestro redentor”, se leía entre líneas del poema.

Webster no desaprovechó la oportunidad para años después redactar un libro con tales mensajes y su historia llamado ‘The Vertical Plane’ o ‘El avión vertical’. Aunque la pareja estaba perpleja, fue el segundo mensaje que les abrió la puerta para asegurar que si había alguien más habitando el recinto con ellos. 

“Escribo en nombre de muchos. Qué palabras extrañas hablan. Eres un hombre digno (bueno) que tiene una mujer fantasiosa, y vives en mi casa (¿Quién habita en mi casa?), con luces que (él) diablo hace. Fue un gran crimen haber robado (sobornado) mi casa”, para después acabar con lo que parecía ser una firma: “L.W”.

Durante más de un año, los mensajes siguieron atormentando a los inquilinos, y por ello Ken decidió contestarlos y de alguna forma inexplicable, logro entablar una conversación con quien, después de algunos mensajes, compartió que se llamaba Thomas Harden. Las investigaciones que se hicieron posteriormente arrojaron que sí existió una persona bajo ese nombre durante el siglo XVIII.

Pero la historia no termina ahí, el hombre con el que logró comunicarse le indicó que el se había comunicado con un “amigo de 2109” es decir, 87 años a partir del 2022 por lo que, según reportaron medios locales, Ken intentó también establecer una conversación.

Al parecer, quien hacía llamarse 2109 les comentó al hombre y a su novia que ellos tenían “un propósito que cambiará, en su tiempo, la faz de la historia. Nosotros, 2109, no debemos afectar sus pensamientos directamente, sino darles algún tipo de guía que les dará lugar a su propio destino”. Agregando “Todo lo que podemos decir es que todos somos parte del mismo Dios, sea lo que sea”.

Ante esta situación, Ken hizo un llamado a los expertos en situaciones paranormales llamados ‘Sociedad para la Investigación Psíquica’ para comentarles todo lo sucedido y aunque estos se dirigieron al lugar en tres ocasiones tratando de comunicarse con los personajes, nunca tuvieron respuesta.

Fue así que tiempo después la pareja fe obligada a salir de la casa, sin comentar más detalle. Pero antes de irse, Webster indicó que publicaría un libro relatando todo lo que experimentó y para el año 1989 se hizo realidad el escrito, pero desde tal momento no se sabe nada de la pareja. 

(Con información de Colombia.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *