¿Por qué la Nasa está interesada en estudiar avistamientos ovnis?

 191 Total vistas,  1 Vistas hoy

Todos los años hay personas que, supuestamente, ven objetos voladores en el cielo que no pueden identificar. Incluso, hay quienes se van a lugares especiales con la esperanza de encontrarlos. La posibilidad de vida extraterrestre es una pregunta constante en la que, ahora, la Nasa también comenzará a buscar respuestas.

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (Nasa, por sus siglas en inglés) ya tiene investigaciones dirigidas a lo que sucede fuera de nuestro planeta. Por ejemplo, hace poco más de un año enviaron a Marte un robot explorador que ha logrado describir la superficie del planeta rojo e incluso conseguir imágenes del lugar.

Sumado a esto, recientemente anunciaron, por medio de un comunicado oficial, que destinarán a un equipo específico para comenzar un estudio sobre “fenómenos aéreos no identificados” (unidentified aerial phenomena, que en siglas en inglés es ‘UAP’).

Con esto hacen referencia a “observaciones de eventos en el cielo que no pueden identificarse como aeronaves o fenómenos naturales conocidos, desde una perspectiva científica”.

Lo hacen debido a que, en primer lugar, no hay nada que indique realmente que estas “observaciones” en el cielo tengan algo que ver con vida extraterrestre.


Avistamiento de lo que vendría siendo un ‘UAP’ en la isla hawaiana Oahu, en Estados Unidos, hace varios años.

El estudio busca dar respuesta a una conversación que se desató en el Congreso de Estados Unidos sobre la falta de datos en los más de 144 avistamientos de ‘UAP’ que se han reportado desde el 2004. Durante dicha sesión, el gobierno exigió que se dispusiera una unidad especial para estudiar y dar una explicación científica a estos elementos.

En ese sentido, la investigación no es solo de interés para la Nasa, sino también para la Seguridad Nacional y la Seguridad Aérea de Estados Unidos.

El administrador asociado de ciencia en la sede de la Nasa de Washington, Thomas Zunbuchen comentó: “Contamos con las herramientas y el equipo que pueden ayudarnos a mejorar nuestra comprensión de lo desconocido”.

Como anunció la entidad, el equipo estará dirigido por David Spergel, astrofísico y presidente de la Fundación Simons. En la subdirección estará Daniel Evans, investigador de la Dirección de Misiones Científicas de la Nasa. A ellos se sumará un grupo de analistas.

“Dada la escasez de observaciones, nuestra primera tarea es simplemente recopilar el conjunto de datos más sólido que podamos”, comentó Spergel. De acuerdo con él, primero, se investigará la evidencia, incluso de civiles, que muestren algún tipo de actividad extraña en el cielo.

En un principio y según lo que establecieron en el comunicado, el estudio está destinado a demorarse alrededor de nueve meses y su resultado será compartido al público: “Nos tomamos esa obligación en serio y los hacemos fácilmente accesibles para que cualquiera pueda verlos y estudiarlos”.

(Con información de El Tiempo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.