Monja y sacerdote renuncian a su vida religiosa para comenzar una relación amorosa

 364 Total vistas,  3 Vistas hoy

¿El amor existe en todos lados? Pese a que la iglesia suele promover las buenas relaciones hacia el prójimo, al mismo tiempo, impone una serie de normas para sus devotos, ¿es posible una relación sentimental entre una monja y un sacerdote? La historia de una monja y un cura que se enamoraron se ha hecho viral en las redes sociales.

Pese a que en la cultura general se tiene la idea de que los padres no pueden contraer matrimonio, lo cierto es que los sacerdotes católicos que, ordenaos legítimamente y luego de haber ejercido su ministerio, pueden optar por dispensarse de sus obligaciones al Papa, y con ello, casarse. A estos hombres de fe se les conoce como sacerdotes secularizados, pero ¿Pasa lo mismo con las monjas?

Mercedes Terragona, de 22 años, era una mujer consagrada al servicio de Dios, perteneciente a la congregación Mercedarias del Niño Jesús. Fue en una iglesia de Argentina en donde conoció al cura Daniel Genovesi, de 26 años de edad.

Entrevistada por el medio de comunicación argentino “Extra”, Mercedes reveló que, tras conocer al padre, se dio cuenta que vivía en una “cajita”, quien a su vez se encargó de abrirle “ventanas”, descubriendo las cosas que había fuera del recinto religioso donde estaba encerrada.

“Lo que pasó es que yo vivía en una cajita y yo estaba bien. Pero cuando conocí a Daniel, me abrió ventanas. Y había mucha luz y cosas hermosas afuera del templo”, declaró la joven de 22 años.

En tanto, Daniel Genovesi dio a conocer que por su mente nunca pasó dejar su oficio como sacerdote y, mucho menos, para formar una familia. Incluso, hizo de conocimiento público que, antes de conocer a la monja, nunca se había enamorado.

Tras conocerse, después de un tiempo los dos tomaron la decisión de renunciar a sus votos con Dios, con lo cual pudieron comenzar una vida amorosa en común y poder amarse sin ningún tipo de restricción religiosa.

“Me di cuenta que no quería una vida sin ella. Entonces fue simplemente tomar la decisión de emprender un camino juntos, y fue rápido”, Contó Genovesi.

No obstante, como todo en la vida, la pareja no la tuvo fácil. Aunado a ello, tuvieron que hacerle frente a la muerte de quien sería su primer hijo, puesto que Mercedes perdió al bebé tras dos horas de nacido.

Por último, la mujer religiosa relató que, entre las cosas que ambos tuvieron que aprender, se encontró el aprender a emplearse e, incluso, a tener una vida sexual y emocional estable y saludable.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *