Leyendas urbanas más siniestras de Halloween que te harán dormir intranquilo

 128 Total vistas,  3 Vistas hoy

Te contaremos algunas de las leyendas urbanas de Halloween más famosas y espeluznantes de la historia. Bienvenidos a la oscuridad.

Halloween es la temporada más siniestra del año por excelencia. Gracias a unos orígenes llenos de misterio con Samhain, la festividad es el momento adecuado para explorar en nuestros miedos más profundos. A lo largo de su historia, el festejo se ha llenado de historias y anécdotas que le siguen dando un carácter tenebroso. Como una muestra de lo anterior, te contaremos algunas de las leyendas urbanas de Halloween más famosas y espeluznantes. Bienvenidos a la oscuridad.

Navajas escondidas en el interior de manzanas y dulces

Esta es una de las leyendas urbanas de Halloween más famosas, sobre todo en los Estados Unidos. Los investigadores Joel Best y Gerald T. Horiuchi afirman en su artículo académico The Razor Blade in the Apple: The Social Construction of Urban Legends, que no existen pruebas de que esta historia sea real. La mayoría de los supuestos incidentes resultaron ser bromas, pero resulta ser un gran ejemplo de cómo se construye una leyenda urbana.

Dulces envenenados

Este mito tomó fuerza en la década de 1980, cuando a alguien en los Estados Unidos se le ocurrió poner cianuro en paracetamol en los estantes de las tiendas. A partir de este acontecimiento, que ni siquiera ocurrió la víspera o durante Halloween, los padres de familia comenzaron a tener miedo de que sus niños fueren envenenados o drogados durante la Noche de Brujas.

Joel Best, experto en temas relacionados al Halloween, nos dice que no existen casos documentados de niños envenenados en esta festividad. La historia solo registra el caso de un niño que murió de un defecto cardiaco congénito. Otro caso es el de un padre que envenenó a su propio hijo para cobrar un seguro de vida.

La fotografía de la familia Buckley

En esta imagen vemos a los hermanos John y Susan Buckley. En medio de ellos, se encuentra el cadáver decapitado de su madre. La cabeza que John sostiene en su mano es la de su progenitora. Por su parte, Susan sostiene el arma homicida.

Los hermanos decidieron jugarle una broma a su madre y matarla para usar su cuerpo como adorno en la Noche de Brujas. Se trata de una de las leyendas urbanas de Halloween más populares en la historia de esta festividad.

La historia dice que cuando los niños del vecindario se dieron cuenta de lo ocurrido, llamaron a la policía, pero para entonces los hermanos Buckley ya habían desaparecido. La única imagen que quedó de ellos es esta foto, la cual es falsa y se difundió en internet.

La masacre de la Noche de Halloween de 1962

En la noche de Halloween del año 1962, se cuenta la historia de un hombre enmascarado que mató a siete personas con un cuchillo de cocina en una fiesta de disfraces.

Después de cometer su crimen, el asesino huyó del lugar. Nunca fue identificado, capturado ni llevado ante la justicia. La historia parece una película slasher en toda regla. Por fortuna, lo anterior es un mito y no se tiene registro alguno de una masacre en ninguna ciudad ni pueblo de los EEUU en el ya mencionado año.

Cadáveres reales usados como “adornos” de Halloween

Desafortunadamente, esta historia sí tiene casos reales documentados de cadáveres que han aparecido antes, durante o después de la festividad de Halloween, y que fueron confundidos con adornos. No se sabe cuál fue el primer caso documentado, sin embargo, en los años más recientes se tienen algunos ejemplos.

Segú NBC News, en octubre de 2005, los residentes de Frederica (Delaware) vieron el cuerpo de una mujer que colgaba de un árbol junto a una carretera moderadamente transitada. La mayoría supuso que se trataba de una broma de Halloween, pero no lo era. Se trataba del cadáver de una mujer de 42 años que aparentemente se suicidó.

Años después, en octubre de 2009, un hombre de California se suicidó en el balcón de su apartamento, disparándose en el ojo. Su cuerpo sin vida se desplomó sobre los muebles de su patio. Quienes lo vieron pensaron que se trataba de un muñeco colocado para Halloween. Cinco días después, la gente se dio cuenta de que el “muñeco” era en realidad un cadáver.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *