La NASA planea usar un reactor nuclear en la Luna para sus misiones tripuladas

 181 Total vistas,  1 Vistas hoy

Para poder establecer una base lunar, especialmente una con humanos, la NASA necesitará mucha energía estable. Por eso, la agencia espacial ha previsto que la mejor solución será la fisión nuclear. En estos momentos se encuentra dando el siguiente paso para hacer que un reactor nuclear en la Luna sea una realidad.

Durante muchos años la agencia espacial estudió las posibilidades de la fisión nuclear lunar en el marco de su antiguo proyecto Kilopower. Ahora, la NASA encabeza un nuevo impulso en la investigación de la energía de fisión, trabajando en conjunto con el Departamento de Energía de EE.UU. (DOE).

Las dos organizaciones están haciendo un llamado a los socios de la industria estadounidense. El objetivo es presentar conceptos de diseño para sistemas de energía de fisión nuclear que podrían ejecutarse en la superficie lunar. Estos proyectos deberían estar listos para dentro de la década.

Según la NASA, un sistema de fisión pequeño y liviano, capaz de operar en un módulo de aterrizaje lunar o un rover de superficie lunar, podría proporcionar hasta 10 kilovatios de energía eléctrica, suficiente para satisfacer las demandas de electricidad de varios hogares promedio.

Energía lunar

En el contexto de las operaciones lunares, el uso de energía sería diferente de lo que requieren los hogares en la Tierra. En la Luna se deben ejecutar sistemas de soporte vital, cargar vehículos lunares y ayudar a los científicos a realizar experimentos.

Según el informe de la NASA y el DOE, los sistemas de fisión futuros necesitarán en última instancia producir al menos 40 kilovatios de energía. La agencia espacial afirma que esta cantidad podría alimentar a aproximadamente 30 hogares durante un máximo de 10 años.

En esos niveles anticipados, debería haber suficiente energía tanto para hacer posible una presencia lunar sostenida, como para permitir la exploración e incluso la colonización de Marte. A la larga este es el objetivo científico al que los esfuerzos de Artemis nos están acercando.

La NASA también dice que la investigación actual sobre los sistemas de energía de fisión lunar servirá para trabajar en sistemas de propulsión nuclear. Especialmente en aquellos propuestos para algún día viajar al planeta rojo en naves espaciales que vayan a velocidades más rápidas para misiones más cortas.

Prueba de fuego

Sin embargo, esto aún podría tomar tiempo. Aunque la NASA y el DOE han tenido cierto éxito con los prototipos de Kilopower en experimentos anteriores, nadie ha tenido la oportunidad de probar algo así en la Luna. Esa será la verdadera prueba de fuego.

Por eso la NASA anunció que seleccionarán las propuestas de diseño más prometedoras que reciba entre ahora y fines de febrero de 2022. Además, junto al DOE, ayudarán a desarrollar esos conceptos durante un período de 12 meses.

Después de que los investigadores evalúen esos proyectos, lo aprendido continuará para guiar el diseño y la construcción de un sistema final de energía de fisión calificado para vuelo. Éste se lanzará a la Luna en una misión de demostración, con suerte en algún momento de esta década.

Una vez llegado ese momento, la Luna podrá tener los inicios de un sistema eléctrico. La base de operaciones de la humanidad en el espacio estará en un nuevo nivel con respecto a cualquier cosa que hayamos construido antes.

(Con información de robotitus.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *