Hija estafa a su madre por 142 millones de dólares en cuadros en Río de Janeiro

 213 Total vistas,  1 Vistas hoy

RÍO DE JANEIRO  — Una mujer fue detenida en la ciudad brasileña de Río de Janeiro (sur) acusada de una estafa millonaria contra su propia madre, de 82 años.

Según informaciones de la Policía Civil, recogidas por el portal de noticias local UOL, con el esquema forjado, la hija consiguió robar 720 millones de reales (142 millones de dólares) a la víctima, en bienes que incluyen obras de importantes artistas brasileños como Tarsila do Amaral y Di Cavalcanti.
La Policía Civil no divulgó nombres, pero según la prensa local la víctima sería Sabine Voll Boghici, viuda de un importante coleccionador de arte.
El timo empezó en enero de 2020, cuando la madre fue abordada en la calle por una supuesta vidente cuando salía de un banco en el barrio de Copacabana, la mujer la alertó de que su hija estaba enferma y moriría en breve.
La mujer de 82 años, que ya era adepta a rituales místicos, decidió realizar el pago por un supuesto trabajo espiritual que salvaría a la mujer y en apenas dos semanas transfirió cinco millones de reales (990.000 dólares).
La víctima empezó a desconfiar de la hija días después de que la aislara cada vez más de amigos y conocidos y suspendió los pagos a la vidente.
Además, de un momento a otro pasó a ser agredida por los compinches de la hija, que la forzaron a entregar bienes y transferir dinero.
Apenas en cuadros la banda sustrajo más de 700 millones de dólares (138 millones de reales); fueron un total de 16, tres de ellos fueron recuperados en una galería de arte en Sao Paulo (sureste).
El propietario de esa misma galería confirmó que vendió otros dos cuadros para el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) y afirmó a la policía que no desconfió porque conocía a la familia y porque los cuadros se los entregó la hija.
La obra “Sol Poniente”, de la pintora modernista Tarsila do Amaral, valuada en 250 millones de reales (49,5 millones de dólares) fue encontrada debajo de una cama en una de las casas de los sospechosos visitadas por la policía.
(Con información de sputniknews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.