Encuentran enorme criatura con “cabeza humana” varada en una playa del Reino Unido

 161 Total vistas,  1 Vistas hoy

Reino Unido.- Se dice que una extraña criatura marina de 14 metros fue encontrada varada en una playa del Reino Unido.

La criatura tenía un caparazón duro en la espalda y una cabeza similar a la de un humano y fue descubierta en la playa de Porthleven en la década de 1700.

El extraño animal llegó a la costa tras una violenta tormenta el 14 de septiembre de 1786 cuando un par de niños jugaban en la playa buscando naufragios cuando se toparon con la criatura.

El evento espeluznante fue compartido en el antiguo seminario Hereford Journal en octubre de 1786.

Según con el informe, un hombre de Cornualles relató cómo los aldeanos mataron a la bestia desconocida.

Avistamiento de la criatura marina / Foto: Sightings and the Cornish History of the Great Sea Serpent

El llamado “Monstruo marino”, relatado por el artículo lo describe de forma muy particular y fue llevado a la costa en Portleaven Bay, en la costa de Cornualles el 14 de septiembre de 1786 por los fuertes vientos del oeste.

Este monstruo fue descubierto por primera vez por dos niños que (de acuerdo con la costumbre de ese lugar) fueron en busca de los restos del naufragio poco después del amanecer. Y mientras estaban en el acantilado que dominaba la perspectiva de una pequeña cala de arena, a una distancia de aproximadamente una milla, descubrieron algo de enorme casco cerca de la orilla”.

Los niños se dirigieron hacia el lugar con expectativa de gran éxito y al acercarse quedaron impresionados y consternados al ver que fuera algo que tuviera vida.

Los viejos periódicos reportaron el avistamiento / Foto: Sightings and the Cornish History of the Great Sea Serpent

Los niños corrieron hacia un grupo de hombre que conocían y les contaron lo que habían encontrado, sin embargo los pobladores no les creyeron al principio pero finalmente decidieron seguirlos y ver al monstruo por sí mismos.

“Un gran número de personas pronto se reunieron en un cuerpo y decidieron ir armados, algunos con grandes palos y atizadores, otros con hachas… lo que fue, después de algunas deliberaciones, ejecutado”, informa el artículo.

“Al acercarse al lugar, percibieron que era algo vivo, como se representaba, y levantó la cabeza, que antes no se había percibido, y pareció dirigir su curso hacia ellos”.

Las personas que estaban en el lugar se encontraban alarmados y no podían ni mover las piernas luego de que el animal parecía arrastrarse sobre su vientre.

Nadie sabía qué era el animal, unos decían que era una  sirena, otros que una ballena”.

Tras una hora de golpear al animal, finalmente expiró su último gemido.

Su cabeza era grande y punzante en la parte trasera, y no se parecía mucho a la de un hombre; sus ojos eran verdosos, su boca grande, su nariz plana, y desde el cuello hasta el ombligo”. Dice la descripción en el artículo.

Parecía más de cerca a la especie humana; su espalda era dura y más difícil de penetrar que el caparazón de una tortuga”.

Tenía dos patas delanteras cortas, formadas como la garra de un mono, y sus partes traseras medían siete pies de ancho completo en la extensión, y solo cinco pies de largo”.

Cabe señalar que no se sabe qué se hizo con el cuerpo de la criatura o si alguien la estudió.

El artículo dice que se produciría una gran cantidad de aceite con su cuerpo.

Ha habido múltiples relatos de testigos a lo largo de los años que afirman haber visto a la criatura con forma de serpiente de 20 pies de largo, de piel oscura con jorobas en la espalda y un cuello largo, deslizándose por el mar.

Los extraños avistamientos en las aguas de la costa de Cornualles han hecho que la gente se pregunte si los plesiosaurios, reptiles marinos gigantes que vivieron al mismo tiempo que los dinosaurios y que se cree que se extinguieron hace 65 millones de años, aún podrían estar vivos.

(Con información de Debate)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.