El origen “torturador” de la cinta de correr

 136 Total vistas,  3 Vistas hoy

Y es que la cinta de correr que se utilizan actualmente en casi todos los gimnasios y hogares del mundo tiene un origen especialmente torturador.

La cinta de correr que conocemos hoy día ya se utilizaba en la época de los romanos en el siglo I DC como una grúa con ruedas que utilizaba a dos personas para levantar pesos. Sé que después de la caída del imperio romano, fue utilizada en la edad media en toda Europa en la construcción de las catedrales y castillos. Hasta llegar al año 1818 cuando el ingeniero William Cubitt la presento como un instrumento de tortura para los presos, ¿la excusa? Aprovechar la potencia muscular y curar la inactividad.

Si eres de los que odia correr en la cinta, te explicamos a continuación la razón, y tal vez después de entender te den ganas de volver a usarla.

¿Cuál es el verdadero origen la cinta de correr?

La cinta de correr que se utiliza actualmente en los gimnasios e incluso en casa, fue creada en el siglo XIX en Gran Bretaña nada más y nada menos que como un instrumento de tortura, y se utilizo con este fin hasta el año 1989 cuando dejo de ser utilizada por crueldad.

Fue creada por el ingeniero William Cubitt en el año 1818 como una forma de castigo para los presos, sin embargo, hay que destacar que tal vez había algo de humanidad en su creación, ya que fue creada como una alternativa a los castigos de la época, que consistían básicamente en el aislamiento y la pena de muerte. Cuenta la historia que se obligaban a los reos a utilizarlas durante seis horas seguidas durante cinco días a la semana.

(Con información de Qué!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *