Descubren la verdadera manera en la que los egipcios construyeron las Pirámides de Giza hace 4,500 años

 854 Total vistas,  1 Vistas hoy

Los egipcios lograron transportar los materiales para la gran Necrópolis de Giza a través de un brazo perdido del Río Nilo. Así lo llevaron a cabo.

Las Pirámides de Giza son tan antiguas, que Cleopatra ya las consideraba ruinas. Como la necrópolis más afamada de la historia, en la actualidad se conserva como una de las maravillas del mundo antiguo. Y así, también, ha generado amplio debate sobre su método de construcción original.

Incluso desde la pseudociencia se han conjeturado teorías sobre una posible ayuda de inteligencia extraterrestre. El estudio científico serio no sólo descarta esta línea de investigación, sino que sugiere una alternativa más tangible: antiguamente, había un brazo que salía del Río Nilo hasta la meseta de Giza, a 18 kilómetros del Cairo, donde se construyeron las Pirámides de Giza.

Un caudal que el tiempo resecó

Felucca sailboats on River Nile, Aswan, Egypt

Se estima que las Pirámides de Giza se construyeron hace, aproximadamente, 4 mil 500 años. En aquel entonces, el Río Nilo tenía un brazo con altos niveles de agua que, según lo describe Live Science, ayudó «a los trabajadores a enviar materiales a su sitio de construcción». De ser así, gran parte de las conjeturas que se han hecho sobre la construcción por mano alienígena de la Necrópolis quedarían reducidas a polvo.

Además de intervenir de manera definitiva la línea del horizonte de El Cairo, las Pirámides de Giza contaban originalmente con un afluente del Río Nilo cerca. Un equipo de arqueólogos llegó a esta conclusión después de analizar muestras de polen encontradas en los alrededores del sitio. Desafortunadamente, el tiempo resecó este caudal poderoso.

Con la fuerza del caudal

El estudio se publicó en Proceedings of the National Academy of Sciences. En éste, los investigadores describen cómo fue que este brazo antiguo del río facilitó mucho el transporte de materiales de construcción para las Pirámides de Giza:

«Ahora se acepta que los ingenieros del antiguo Egipto explotaron un antiguo canal del Nilo para transportar materiales de construcción y provisiones a la meseta de Giza», escriben los autores en el estudio. «Sin embargo, hay escasez de evidencia ambiental sobre cuándo, dónde y cómo evolucionaron estos paisajes antiguos.»

Se llegó a esta conclusión a partir de un análisis paleoecológico, que pensaba reconstruir la historia del Nilo desde hace 8 mil años. Coincidentemente, los investigadores descubrieron que este brazo del río todavía estaba activo mientras los egipcios erigían uno de los paisajes arqueológicos más emblemáticos de la civilización.

Reconstruyendo el caudal del Río Nilo

El estudio comenzó en mayo de 2019. Para reconstruir el pasado del Nilo, los investigadores perforaron 5 núcleos de la llanura aluvial de Giza. Fue ahí donde encontraron restos de polen, que resultaron ser la clave para entender los niveles de agua que antiguamente corrían por la zona.

Los científicos se dieron cuenta de que los niveles de polen eran más elevados cuando hubo más agua corriendo por ahí. Naturalmente, había más vegetación, cuyos restos quedaron enterrados por debajo de la superficie actual. En los periodos áridos, sin embargo, la concentración de las muestras era significativamente menor.

Fue así que el equipo de investigación determinó por dónde pasaba el antiguo brazo del Nilo. Sólo de esta manera, explican los científicos, es posible explicar que los antiguos obreros en Egipto pudieran alzar monumentos mortuorios de la talla de las Pirámides de Giza. Como se sabe, estas estructuras estaban pensadas para ser la morada mortuoria de los faraones Khufu, Khafre y Menkaure.

Como para los egipcios la vida más allá de la muerte era mucho más importante que el paso por este plano de existencia, sus gobernantes más ilustres deberían de tener un espacio de descanso final con toda la pompa y lujo. Parece que, nuevamente, el río Nilo fue una pieza clave para erigir estos monumentos que, más de 4 milenios más tarde, nos siguen deslumbrando.

En la actualidad, en lugar de un brazo del Nilo, la mancha urbana carcome gran parte del sitio arqueológico. Aún así, las Pirámides de Giza conservan algo de aquella gloria pasada.

(Con información de NatGeo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.