Descubren en Turquía la tumba de San Nicolás, el santo que se convirtió en Santa Claus

 768 Total vistas,  3 Vistas hoy

La tumba de San Nicolás es uno de los tesoros arqueológicos más preciados y misteriosos en la historia de la humanidad.

Entre los restos de una antigua iglesia ubicada en el sur de Turquía, un grupo de arqueólogos encontró la tumba de San Nicolás, el santo que forjó la leyenda del famoso Santa Claus. Aunque los investigadores ya sabían que el cuerpo del santo estaba enterrado en una iglesia del siglo IV d.C. en la provincia turca de Antalya, los restos del santo fueron robados unos 700 años después de su muerte, por lo que el lugar concreto en el que fue enterrado originalmente era un misterio.

La moderna ciudad de Demre cuenta con la Iglesia de San Nicolás, construida en el año 520 d.C. sobre una iglesia más antigua en la que el santo ejerció de obispo en el siglo IV d.C.

Conocida entonces como Myra, la pequeña ciudad fue un popular lugar de peregrinación cristiana tras la muerte y entierro de San Nicolás en el año 343 d.C.

En 1087, los restos del santo se robaron de Myra, dejando solo unos cuantos restos de este personaje y un sarcófago roto. A pesar de esta profanación, la iglesia de San Nicolás en Demre ha sobrevivido durante más de un milenio, y a finales del siglo XX comenzaron las excavaciones arqueológicas en ella.

Gracias a ello, los investigadores descubrieron los cimientos de la primera iglesia. Osman Eravşar, presidente de la Junta Regional de Preservación del Patrimonio Cultural de Antalya, anunció el descubrimiento de la ubicación de la tumba de San Nicolás en la base de un fresco de Jesús.

Fresco de Jesús en una iglesia de la región turca de Antalya que insinúa el lugar exacto del entierro de San Nicolás. (Imagen: Izzet Keribar/Getty Images)

Eravşar señaló que las excavaciones actuales revelaron “el suelo sobre el que pisaron los pies de San Nicolás” de la iglesia original.

“Cuando se retiró la losa del piso de solera colocada en la década de 1970 donde estaba, se llevó a cabo una excavación para averiguar qué hay debajo. El resultado fue un revestimiento de suelo de la iglesia de principios del siglo IV. La iglesia actual es posterior. Hay algunos rastros arquitectónicos en varias partes de la estructura del periodo temprano, pero no hubo rastros en términos de pisos. Se trata de un suelo emergente, quizá anterior”.

También se encontró el lugar de enterramiento original de San Nicolás. Cuando se retiraron los huesos del santo en el siglo XI, también apartaron algunos sarcófagos, ocultando su ubicación original.

El sarcófago de San Nicolás se encuentra en una iglesia que lleva el nombre del santo. Los huesos del santo fueron robados hace siglos, pero el sarcófago sobrevivió. (Imagen: Anadolu Agency/Getty Images)

Eravşar dijo a DHA que “su sarcófago debió de ser colocado en un lugar especial, y es la parte con tres ábsides cubiertos con una cúpula. Allí hemos descubierto el fresco que representa la escena en la que Jesús sostiene una Biblia en su mano izquierda y hace el signo de la bendición con la derecha”.

Corren muchas historias acerca de San Nicolás: se dice que rescató a tres niñas de la prostitución, que derribó un árbol poseído por el demonio, o que resucitó a tres niños asesinados. También se cuenta que regalaba con frecuencia su riqueza heredada de forma anónima a los pobres, lo que acabó dando lugar a la leyenda de San Nicolás como Santa Claus.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *