Así es el siniestro bosque de Hoia Baciu, el Triángulo de las Bermudas de Transilvania

 277 Total vistas,  3 Vistas hoy

El bosque de Hoia Baciu tiene alrededor de 55.000 años de antigüedad a sus espaldas. Leyendas de todo tipo corren por sus alrededores.

En la zona de Transilvania, al oeste de Cluj-Napoca, una ciudad del noroeste de Rumanía, se encuentra el bosque de Hoia Baciu, el cual abarca 3 kilómetros cuadrados de vegetación donde viven arboledas de arce y bosquecillos de hayas, fresnos y olmos que tapan el sol del mediodía.

El bosque es digno de admirarse por la forma caprichosa de sus árboles y una atmósfera que ha servido para alimentar su carácter de lugar encantado.

En este lugar de extraña belleza hay rutas de senderismo y ciclismo que serpentean entre los árboles, además el bosque rebosa de una rica variedad de vida animal como osos pardos, águilas y ciervos. Este encanto se combina asimismo con una atmósfera de misterio.

El apodo del Triángulo de las Bermudas de Transilvania o el “bosque más encantado del mundo” viene alimentado de testimonios de avistamientos de ovnis, extrañas desapariciones de personas y encuentros con fantasmas.

Se dice que hace 10 mil años una civilización estuvo establecida en Hoia Baciu, a juzgar por las excavaciones que se han hecho en el lugar. Profesores de la Universidad Babeș-Bolyai de la ciudad, afirman que el bosque alberga una inexplicable actividad paranormal, aunque nadie hasta la fecha ha sabido responder qué ocurre en realidad en el lugar.

El bosque de Hoia Baciu tiene alrededor de 55 mil años de antigüedad a sus espaldas. En ese tiempo, cualquier experiencia, terrenal o no, puede ocurrir.

¿Pero cuáles son estas leyendas y extrañas presencias que se han reportado en el bosque de Hoia Baciu?

El fenómeno del tiempo perdido

Muchas personas que se han aventurado a pasear por el bosque coinciden en que suelen perder la noción del tiempo. Cuando reaccionan, han transcurrido varias horas cuando creían que habían pasado tan solo unos cuantos minutos.

Uno de los testimonios más famosos ocurrió en 1970: una mujer que se perdió en el bosque en compañía de su hijo de 10 años. Después de que una espesa niebla les envolvió, perdieron la consciencia. Cuando despertaron, se encontraban en su casa.

Otra de las historias más dramáticas relacionadas con el fenómeno del tiempo perdido es el de una niña pequeña que desapareció en el bosque de Hoia Baciu, para reaparecer cinco años después sin recordar dónde había estado. Lo más sorprendente es que la niña tenía el mismo aspecto que al momento de desaparecer.

Se calcula que en total han desaparecido unas mil personas en el bosque, según JayWay Travel. También se dice que el bosque alberga un portal secreto que permite a la gente viajar de forma involuntaria a través del tiempo o a otros mundos.

¿Por qué se le llama el “Triángulo de las Bermudas de Transilvania”?

En 1965, un pastor y su rebaño de 200 ovejas se adentraron en el bosque y desaparecieron sin dejar rastro. Lo anterior hermana a este bosque con el famoso Triángulo de las Bermudas en el océano Atlántico donde las leyendas afirman que los aviones o barcos desaparecen sin dejar huella o que sus radares dejan de funcionar.

Los supuestos avistamientos de ovnis en el bosque han dado de qué hablar desde la década de los sesenta.

El 18 de agosto de 1968, Emil Barnea y su novia, Zamfira Mattea, decidieron pasar un par de días dentro del bosque. En la noche, mientras Emil recolectaba leña para prender el fuego, escuchó a su novia gritar. Cuando llegó con ella vio que su vista estaba clavada en el cielo. Él dirigió su mirada hacia allá y vio algo que lo dejó sin aliento.

Un disco metálico brillaba y flotaba encima de los árboles. De repente comenzó a dar giros violentos y cambiaba de dirección. Emile sacó su cámara fotográfica y disparó cuatro veces antes de que el objeto desapareciera de manera imprevista.

Otro de los casos más notables ocurrió en 2002, cuando una pareja logró filmar un video de unos 30 segundos desde su departamento en el último piso de un edificio de la ciudad de Cluj, vecina del bosque.

La pareja captó un objeto volador con “forma de cigarrillo” que brillaba a medida que se movía sobre las copas de los árboles. Luego desapareció en el cielo nocturno.

RELACIONADO: ¿Sabías que en el mar también hay bosques?

Un gran lugar para el turismo de aventura

Sin embargo, no hay por qué temer a las experiencias anteriores.

La mayoría de los visitantes a esta zona de Rumania no han vivido situaciones anormales. Por el contrario, la mayoría relata que es simplemente un lugar agradable para dar un paseo. Existen tours para hacer senderismo o paseos en bicicleta.

Lejos de espantar a los visitantes o guías, el sitio tiene todo el atractivo para quienes comulgan con el turismo exótico o las emociones fuertes.

Quienes gustan de las carreras de larga distancia pueden encontrar en este bosque una de las rutas más atractivas y desafiantes del mundo: cada 4 de julio (o en los primeros días de ese mes) se efectúa la carrera nocturna Hoia Baciu. El recorrido es de 10 o 20 kilómetros llenos de naturaleza, misterios y mucho sudor.

Así es como este lugar ha construido su propio mito con el paso de los años. Y a pesar de que no hay pruebas contundentes que demuestren la existencia de fenómenos paranormales en él, no deja de tener un encanto muy especial que demuestra que el hombre es un ser ávido de historias que enciendan su imaginación.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *